Vivimos en un mundo que depende de la comunicación y la colaboración. Ser capaz de comunicarse con fluidez en inglés es muy valioso y ser bilingüe es una ventaja enorme hoy en día. Añadir una tercera o incluso una cuarta lengua como el francés o alemán abre un mundo de posibilidades.

Todas nuestras clases se imparten en inglés. Desde los primeros cursos, los profesores se comunican con los niños en inglés. Incluso si su hijo no habla inglés en casa, debido al empleo del inglés en el colegio, su hijo empezará rápidamente a utilizar el idioma con confianza fuera incluso del centro escolar.

Cuando los niños pasan a primaria, leen y escriben en inglés. En la escuela secundaria, los niños que hablan Inglés como segunda lengua se han convertido en bilingües, y los exámenes que realizan en los años 11, 12 y 13 son los mismos exámenes que los niños británicos llevan a cabo en el Reino Unido. Español también se imparte y los alumnos pueden optar por ir a la universidad en el Reino Unido o España.

Para los niños que se unen a King’s College con un nivel de inglés más bajo, ofrecemos un programa de ‘inducción al inglés’, que les permite ponerse al día con sus compañeros de clase. Del mismo modo, ofrecemos clases de español para aquellos alumnos que llegan a la escuela con poco o nada de español.

Todos los alumnos se presentan al examen IGCSE en español a los 15 años, un año antes que los alumnos en el Reino Unido.

A partir de los 10 años en la escuela secundaria, también se ofrece la posibilidad de aprender otros idiomas. La experiencia nos dice que los niños que pueden utilizar dos o más idiomas muestran una mejora de las capacidades cognitivas del alumno, las cuales les ayudan a progresar en todas las materias que estudian.